Aparecen restos de una muralla del siglo X y varios cementerios en Mérida

La excavación que un equipo del Consorcio de la Ciudad Monumental realiza en el convento de San Andrés ha puesto al descubierto una serie de enterramientos superpuestos de la época islámica y cristiana, una muralla del siglo X y restos pertenecientes a cuatro iglesias distintas.

El arqueólogo, Santiago Feijoo, explicó que los restos islámicos arrojan que eran personas más robustas y altas que los cristianos, por lo que un antropólogo estudiará estos esqueletos para dar más detalles a cerca de la alimentación.

También hay un esqueleto que no tiene manos que puede pertenecer a un ladrón, ya que según la ley islámica de la época, a quien robaba se le cortaba una mano y al reincidente las dos.

Sobre la muralla del siglo X, dijo que “no había documentación” y que tiene un buen tramo de construcción, con un foso y una barbacana defensiva que se sitúa justo delante.

En cuanto a las iglesias, la primera es de época visigoda, en el siglo XIII se restaura y entre los siglos XIII al XV se convierte en cementerio. Después en el XVII aparece la iglesia de San Juan, que fue donada y de la que se tenía constancia, ésta fue derribada un siglo después y posteriormente, ya en el XIX, se aprovecha parte de la estructura donde se levanta la iglesia de Santo Domingo, de la que se pueden ver hoy en día una espadería y varias sacristías.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*