Ayuda para reparar una capilla del siglo XII

El dueño de una capilla de Gozón (Asturias) del siglo XII pide ayuda para su reparación.

Los Propietarios llevan años solicitando ayudas para el sostenimiento de la capilla de San Miguel. Se trata del edificio románico más antiguo del concejo que data de finales del siglo XII y que está catalogado como Bien de Interés Histórico. La gran peculiaridad que rodea este asunto es que se trata de un inmueble de propiedad privada. El edificio fue vendido a la actual propiedad en el año 1957. La decisión fue adoptada por el Arzobispado tras perder la capilla su condición religiosa. Esta circunstancia parece suponer un obstáculo para que la Administración regional vuelque sus esfuerzos en restaurar este emblemático inmueble. O al menos es lo que entiende el propietario que desde hace varios años mantiene una dura pugna por lograr su mantenimiento. Así, en 2004 inició las gestiones para buscar ayudas destinadas a su recuperación dado el estado de ruina que presentaba el edificio, la primera vez le denegaron la subvención por falta de documentación. Más tarde, el Ayuntamiento de Gozón volvió a rechazar la negociación con el Principado para lograr una ayuda económica, argumentando que se trataba de una solicitud inviable.

Finalmente, los herederos apelaron a expertos e historiadores locales para reforzar su petición ante el departamento de Patrimonio Histórico y Cultural de Asturias. Con este paso se logró una ayuda de algo más de 3.000 euros para hacer frente al saneamiento del edificio. Pero el improte de la obra fue superior a 8.000 euros según los propietarios.

Gracias a esta actuación se evitó que el edificio se viera abocado a un desplome casi seguro. Ahora queda por restaurar el resto de los muros y elementos interiores. La cuantía de esta actuación supera en mucho las posibilidades económicas de sus dueños.

El Servicio de Patrimonio Histórico y Cultural se comprometió paralelamente a los trabajos de saneamiento a elaborar un estudio arqueológico de la zona donde se asienta el edificio. Algo que a día de hoy todavía no se ha realizado y no parece tener fecha.

La Capilla de San Miguel de Susacasa, es así como se la conoce, dedicada también a Santa Dorotea reúne una serie de elementos que son un ejemplo del románico de aquella zona. De forma cuadrada y bóveda de cañón apuntado, conserva un arco triunfal. Su ornamentación es muy sencilla y dispone de siete canecillos toscos de formas geométricas. Se cree que algunos de sus elementos, como son el pórtico y la pila bautismal, fueron trasladados a la actual iglesia parroquial de Santa Eulalia de Nembro.

Otros datos que rodean la historia de este edificio son que acogió el primitivo salón de plenos de la Puebla de Gozón y en ella se llevó a cabo, en 1638, la votación para elegir a la patrona del Principado y del obispado de Oviedo, según datos aportados por el historiador local.

El propietario considera que de no acometerse con urgencia una profunda restauración se podrían perder los elementos que aun mantiene debido al avanzado estado de deterioro que presentan. Una obra que precisa el trabajo de expertos en este tipo de construcciones y también de una notable inversión.

Via: elcomerciodigital.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*