El Cor Lluis Vich ofrecerá música vocal del Renacimiento y el Barroco

El Cor de Cambra Lluis Vich, formación musical valenciana formada sólo por hombres, ofrecerá mañana miércoles un recital de música vocal del Renacimiento y del primer Barroco poco conocida en la Capella de la Sapiencia de la Universidad de Valencia, al cumplirse el vigésimo aniversario de su creación.

El citado concierto se inscribe en el ciclo de Música a la Capella que organiza el Aula de Música-Vicerrectorado de Cultura, e incluirá un recorrido histórico de las diversas etapas y programas a lo largo de la historia de este grupo.

Hace veinte años que el Cor de Cambra Lluís Vich de Valencia ofreció su primer concierto, y desde entonces ha interpretado muchas obras inéditas que no se habían escuchado en esta tierra desde hacia muchos siglos o nunca.

La composición del grupo (voces masculinas) le ha permitido explotar un repertorio, en muchos casos olvidado y poco interpretado en la actualidad y sobre todo intentar de recuperar el sonido original de la música del Renacimiento.

Se trata de demostrar que la música antigua es también atractiva y divertida para el publico que escucha por vez primera este tipo de música en su vida, según explicaron sus integrantes.

Esta ha sido una de las mayores satisfacciones que nos ha dado nuestra actividad, llegar a personas que nunca habían escuchado estas música y hacer nuevos aficionados a la música considerada “culta”, indicaron.

Sus componentes, de amplia experiencia en el mundo musical y origen común en Orfeón Universitario de Valencia, además de actuaciones como cantantes solistas, han colaborado con agrupaciones como Studium Musicae, Hesperion XX, la Capella Reial, la Capella de Ministrers o el Cor de la Generalitat Valenciana.

Programa concierto año 1985

Además del trabajo en su repertorio habitual, “a capella” o en colaboración con instrumentistas, ha abordado otras actividades musicales, como el programa que ofrece con el saxofonista Perico Sambeat, en una experiencia musical que mezcla polifonía y jazz.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*