Esqueletos enfermos, una visión de la enfermedad a través del tiempo

Bajo este título y hasta el próximo mes de junio, El Museu Egipci de Barcelona acoge una exposición que ofrece una visión general de las enfermedades que sufre el ser humano. La muestra reúne unos 150 restos óseos procedentes de 32 instituciones. Y según lo visto no es apta para espíritus sensibles. El repertorio de tumores malignos, anomalías congénitas, traumatismos y perforaciones puede dejar tumbado a más de un espectador.

Siempre se ha dicho que los huesos “hablan” y esta exposición es la prueba. En ella podemos ver el cráneo de un hombre deforme que murió en Calatañazor (Soria) en el siglo XIV, padecía de displasia fibrosa y en vida debía ser un ser “horrible”, una especie de Quasimodo que inspiraba miedo.

Entre todo lo que contiene la exposición me ha llamado la atención los hallazgos de Altai, en las remotas estepas de Mongolia (siglos V-VI), donde se hallaron cráneos masculinos con tajos de espada. Bien conocida es la supuesta agresividad de aquellas tribus, demostrada a través de los esqueletos.

Formada por restos prehistóricos, de época clásica, de la Edad Media o de tiempos contemporáneos, las piezas que se muestran presentan diferentes tipos de alteraciones: anomalías congénitas, traumatismos, infecciones, tumores, patologías articulares, trepanaciones, lesiones por violencia, etc. Su análisis desde una perspectiva evolutiva, evidencia que todos los grandes grupos de enfermedades que se sufren hoy tienen su origen en épocas muy antiguas y nos han acompañado casi desde el inicio de la vida, porque inevitablemente vida, enfermedad y muerte son indisociables

Una interesantísima exposición para mentes y estomagos duros.

Esqueletos enfermos. Una visión de la enfermedad a través del tiempo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*