Hallan restos de una industria del medievo en Algeciras

Cuando los arqueólogos entraron en el solar de la calle Baluarte número ocho asumieron un interesante reto que ahora, tras casi un mes de trabajo, están a punto de alcanzar: clarificar si el horno alfarero medieval hallado hace poco en las proximidades hacía referencia a una actividad industrial aislada o si, por el contrario, había que contextualizarlo dentro de un barrio industrial con un entramado de mayores proporciones. Los expertos, que ya están trabajando en el último de los cuatro sectores en que se ha dividido la cata arqueológica, han hallado estructuras cuya funcionalidad ahora analizan. Las más interesantes, de época bajomedieval, describen una nave de forma rectangular de grandes dimensiones, una morfología que inevitablemente ha llevado a los arqueólogos a establecer un paralelismo con la habitación, también rectangular, que meses atrás se desenterró en la calle Alférez Villalta Medina en la que aparecieron también tres tinajas anteriores al siglo XII con una clara finalidad de almacenamiento. Según el arqueólogo municipal, Rafael Jiménez Camino, la nave rectangular que se acaba de descubrir pudo haber sido un almacén industrial. “Poniendo en relación ambos descubrimientos nos planteamos una hipótesis de trabajo que con el tiempo se podría confirmar: que una de las áreas industriales más antiguas de la zona se localiza entre las calles Alférez Villalta Medina y Baluarte”.

A pesar de la plausible teoría, los arqueólogos aún no quieren lanzar campanas al vuelo y aseguran que las estructuras desenterradas también podrían definir los pasillos de una casa. En cualquier caso lo que está claro es que la zona de actuación (que se halla dentro de las murallas de la ciudad islámica palatina, Albinya) estuvo poblada en los periodos meriní y almohade. “Los objetivos de los trabajos arqueológicos en este solar pasaban por comprobar si hubo o no ocupación entre los siglos XII y XIV y de qué tipo. De momento hemos resuelto la primera propuesta y en los próximos días estaremos ya en disposición de afirmar o descartar el carácter industrial de estos asentamientos que rastreamos”, dijo el arqueólogo municipal.

En el número ocho de la calle Baluarte los expertos hallaron un enterramiento. Fue un descubrimiento aislado, por lo que se descarta la posibilidad de que existiera una necrópolis. Las excavaciones en la parcela concluirán la semana que viene.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*