Los mejores castillos hoteles medievales de Europa

Una famosa web de hoteles y viajes, que no nombraré para no hacerles publicidad gratuita, ha hecho pública la relación de los diez mejores castillos para alojarse en Europa. Dicha clasificación se ha confecciona basándose en las opiniones de los miles de usuarios de su web.

Y claro, como no podía ser de otra manera hablando de castillos, muchos de ellos son medievales y dos de ellos se encuentran en nuestro país. La lista contiene diez castillos alojamiento, dejando solo los de época medieval esta sería la lista:

  1. Castillo Hotel Auf Schönburg (Alemania), situado sobre la ciudad medieval de Oberwesel, Patrimonio Mundial de la UNESCO, en el Alto Valle del Rin Medio. El castillo fue mencionado por primera vez en el año 911. Desde el siglo XII, los Duques de Schönburg gobernaron la ciudad de Oberwesel y también el derecho a percibir de aduana sobre el río Rhin. Fue testigo de luchas familiares hasta el siglo XIV.
  2. Castillo de Ashford (Irlanda), es un castillo medieval situado cerca de Cong, Condado de Mayo. Se encuentra a orillas del lago Corrib. Fue construido en el siglo XIII por la familia anglonormanda De Burgos tras derrotar a los O’Connors de Connaught. El castillo de Ashford cuenta con una larga historia, incluso fue testigo del rodaje en 1952 de la excelente película de John Ford “The Quiet Man” (El hombre tranquilo).
  3. Castillo de Montebenichi (Italia), su construcción se remonta al siglo XII y está situada en una colina en el centro de Valdambra, a medio camino entre Arezzo y Siena, en el sur-este de Chianti. Por tanto situado en una de los epicentros del arte de Italia, el castillo en sí contiene colecciones únicas, que han pertenecido a la familia de los propietarios durante siglos como objetos arqueológicos y frescos.
  4. Castillo de Cardona (España – Cataluña), es probablemente la fortaleza medieval más importante de Cataluña. Está situado sobre una colina que domina el valle salino y del Cardener. Fue construido en el año 886 por Wifredo el Velloso. De estilo románico y gótico, incluye la llamada Sala Dorada y la Sala de los entresuelos. Durante el siglo XV, los Duques de Cardona fueron la familia más importante de la Corona de Aragón, justo detrás de la Casa Real. Por eso se les denominaba reyes sin corona, pues disponían de extensos dominios territoriales en Cataluña, Aragón y Valencia, y vínculos dinásticos con las casas reales de España, Portugal, Sicilia y Nápoles. En 1714, tras una intensa batalla que destruyó en buena parte las murallas del castillo, fue uno de los últimos reductos en entregarse a las tropas borbónicas de Felipe V. Su joya es la torre de la Minyona (del siglo XI), de 15 metros de altura y más de 10 metros de diámetro y la iglesia románica de Sant Vicenç. Incluso cuenta con un fantasma.
  5. Castillo de Jaén (España – Andalucía), es una antigua construcción defensiva de acabado cristiano-medieval, en realidad un conjunto de tres castillos o fortalezas que ocupa la alargada cima del cerro de Santa Catalina. En época islámica, a partir del siglo VIII, comienza la reconstrucción del recinto fortificado en la cumbre del cerro, que sufriría progresivas ampliaciones hasta alcanzar su máximo tamaño entre los siglos XII y XIII.

Conozco los de Jaén y Cardona, son lugares preciosos que bien valen una visita, sobre todo una estancia de varios días. Los otros me los apunto, espero poder ir algún día y tener dinero para poder pagar mi alojamiento.

Y vosotros ¿en cual os perderías unos días?

5 Comments

  1. Estuve en el de Montebechini, un dia con su correspondiente noche. Trato formidable y gente muy simpática,y nos lo enseñaron todo. Si vais no dejeis de visitar la zona, los pueblos del Chianti son para pasearlos tranquilamente, sin prisas. Monterrigione de noche, es de cuento, Castelnuovo …, San Gimignano queda relativamente cerca y Siena a media hora. Yo vuelvo seguro. Saludos

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. www.historiador.net

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*