Robin Hood no era tan bueno

El legendario héroe medieval Robin Hood, aquel que robaba a los ricos para entregarselo a los pobres, no era tan bueno como se pensaba o al menos esto es lo que se desprende de un reciente hallazgo. Un manuscrito del siglo XV arroja una nueva luz sobre uno de los pilares del folclore inglés y prototipo de héroe universal gracias entre otros a Hollywood.

Lejos de su imagen de benefactor la inscripción en latín de un manuscrito de alrededor de 1460, lo identifica como una verdadera peste que “infectó Sherwood y otras partes de Inglaterra”.

El medievalista Julian Luxford de la universidad de St. Andrews en Oxford descubrió el manuscrito perdido en la biblioteca de la famosa Escuela Eton. El texto consta de 23 palabras en latín, escritas por un monje anónimo en los márgenes de un libro de historia, el Polychronico. “En esta época, según la opinión popular, un ladrón con el nombre de Robin Hood y sus cómplices, infectaron Sherwood y otras regiones respetables y honradas de Inglaterra con sus contínuos robos”, dice la anotación.

En cuanto leyó el nombre de Robin Hood, el medievalista se dio cuenta que tenía en sus manos uno de esos raros hallazgos que pueden “cambiar” la historia o la percepción que tenemos sobre ella. “El documento suministra un testimonio negativo único sobre Robin Hood y una prueba sobre la actitud de los religiosos hacia él. El libro es de 1340, pero tenía márgenes muy amplios para que se le hiceran anotaciones. Calculo que la anotación en latín que añadió este monje es de 1460”, indicó Luxford.

Robin Hood Memorial en Nottingham

Como en muchos de estos hallazgos, el historiador lo halló por casualidad mientras realizaba una investigación sobre dibujos del siglo XV. El manuscrito ha sido presentado en un texto que publica Luxford este mes en el Journal of Medieval History.

Las primeras menciones de Robin Hood se encuentran en baladas del siglo XIII. Entre los medievalistas y expertos en la figura de Robin Hood, no hay acuerdo sobre si el personaje es pura leyenda o tiene algún anclaje histórico. Una de las teorías que circulan es que podría tratarse de varios delincuentes del medievo que, finalmente, gracias al arte y el mito, se fusionaron en uno de esos escasos personajes con proyección universal.

Según Luxford su hallazgo podría dar luz sobre otro motivo de mucha controversia, el lugar de origen de Robin Hood. Yorkshire, en el norte de Inglaterra, lo ha reivindicado como uno de sus hijos, mientras que su vecino Nottinghamshire lo ha reclamado como propio, atizando la rivalidad entre ambas regiones.

En la mayoría de las versiones folclóricas se sitúa a Robin Hood en el bosque de Sherwood donde, según la leyenda, libraba continuas batallas con el sheriff de Nottingham. Segú Luxford con la mención que este texto hace de Sherwood, se asienta con mayor firmeza probatoria lo que hasta ahora eran conexiones débiles con el bosque de Nottinghamshire, con el que siempre ha sido vinculado.

Otro mito que cae, ¿cuantos van ya?.

3 Comments

  1. Según el artículo, el citado texto sólo dice que infestó la región con sus robos, pero no dice que robara a los pobres. De todas formas, éste puede ser el punto de vista de las clases pudientes, las cuales se vieron afectadas por estos robos.

    Saludos.

  2. Uhm… yo creo que Robin no robaba a los ricos para dárselo a los pobres… yo creo que Robin era un normando o sarraceno (no lo sé) y regresó a su hogar después de las cruzadas, donde lo expulsan de sus propiedades por no ser de allí. Robin se encuentra con un grupo que le pasó lo mismo que a él y luchan para que se haga justicia.

1 Trackback / Pingback

  1. meneame.net

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*