Signum de José Guadalajara

Según nos informan la Factoría de Ideas acaba de publicar Signum, una novela histórica de José Guadalajara, sin duda el más importante investigador español del mito del Anticristo en la Edad Media. Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid, tiene ya en su haber un considerable repertorio de libros y artículos de investigación, aparecidos tanto en revistas de divulgación cultural como en publicaciones especializadas. Entre sus libros destacan Las profecías del Anticristo en la Edad Media(Gredos, 1996) y El Anticristo en la España medieval (Laberinto, 2004).

Signum es, sin duda, toda una aventura histórica y literaria: una novela que, bajo una amenísima y trepidante trama, esconde un mundo sorprendente de intrigas políticas y vaticinios apocalípticos en la primera mitad del siglo XV. Ambientada en la época del rey Juan II de Castilla, padre de Isabel la Católica, de quien ahora se cumple el quinto centenario de su muerte, conjuga perfectamente acontecimientos históricos con una imaginativa ficción en clave detectivesca. Su protagonista, un fraile franciscano del convento de Sancti Spiritus cuya localización sitúa el autor en las misteriosas “tierras del frío”, vive toda una experiencia existencial que transforma lentamente su persona y que le arrastra desde la racionalidad y la comprensión hasta el más peligroso de los fanatismos, actitud esta última de la que nuestra época no se ha visto libre por desgracia.

Signum de José Guadalajara

Juan Unay, así se llama el fraile, es un personaje que, convencido por la autenticidad de sus visiones, se obsesiona con una idea ilusoria y fabulosa, la misma en la que tantos hombres quedaron atrapados en su tiempo: la inminente aparición del Anticristo, la espantosa bestia del Apocalipsis, y la destrucción del mundo.

El núcleo de la trama, en la que confluye una apasionante e intensa historia amorosa, lo constituye los enigmáticos signos de una esfera, no menos enigmática, que una mano anónima ha grabado en un pergamino que acompaña el testamento del rey Enrique III. Muchos se afanan por descubrir al responsable de esta profanación, a la vez que otros intentan descifrar los signos dibujados en la esfera. La muerte aparecerá con su rostro más cruel y sanguinario, cercenando cabezas y llevándose por delante vidas de inocentes.

Signum, escrito con un atractivo estilo literario, ameno y sugerente, irrumpe con fuerza en el campo de la novela histórica. José Guadalajara se convierte así en un referente ineludible en este género.

8 Comments

  1. Me ha gustado mucho, me lo recomendaron unos amigos y han dado en el clavo, la trama es buenísima, te mantiene enganchado al libro desde el principio. Además, enseña historia “de la de verdad” y no la inventada del Codigo da Vinci. Y encima, por si fuera poco, incluye escenas de sexo “duro” contadas con todo detalle (no sé si serán experiencias propias del autor o si se habrá basado en hechos reales) Ya era hora de que apareciera algún libro de algún escritor español que nos haga olvidar “El Codigo da Vinci”. Si tiene un poco de suerte, me imagino que será el libro más vendido de las navidades.

  2. ¡Gulps! se han pasado las navidades y me acabo de enterar de este libro. Corro a pillarlo: ¡tengo que aprender urgentemente como escribir novelas históricas estupendas!

  3. Signum es el libro más recomendable de los que ultimamente he leído, la trama engancha dsde el comienzo, he regalado el libro estas Navidades y también he sugerido su lectura a varios amigos, están fascinados. Este José Guadalajara va a tener mucho tirón

  4. Interesante novela histórica centrada en los años 1400 de la Edad Media, cuando la llegada del Anticristo era una creencia muy arraigada entre las gentes de la época, incluyendo una bellísima historia de amor contada con tacto exquisito.

  5. Yo debo haber leido un libro diferente al que han leido los demas, porque a mi me parece malo de solemnidad.

    El libro sigue tramas diferentes sin conexion entre si y sin ningun tipo de mordiente.

    Lo unico interesante podria ser la descripcion de la epoca en la que se mueve el protagonista. Y para eso me imagino que es bastante mejor adquirir una de sus obras academicas.

    En definitiva, este libro de “trepidante” no tiene nada.

  6. Parece que hay gustos para todo. No estoy de acuerdo con el comentario anterior. Yo he leido el libro y me parece fascinante. Probablemente es que no todos los lectores saben saborear la calidad de un buen libro, bien escrito y con una trama perfectamente coherente. Hay quienes prefieren la literatura facil y sin sustancia, de esos libros vacios y huecos. No sucede esto con Signum.

  7. Buen día, apenas voy sobre el tercer capítulo y me parece muy interesante, me gusta cómo me va enganchando la historia, hasta ahora muy recomendable.
    Encontré el libro por pura casualidad en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México; decidí darle oportunidad a un autor del que no había escuchado nada en absoluto, y bueno hasta ahora no me ha defraudado.

  8. Ya por cabezonería intento encontrar reseñas de este libro y, la verdad, no encuentro demasiadas, pero los comentarios que he podido leer al respecto son, la inmensa mayoría, muy positivos respeto a “Signum”, con críticas muy favorables. Yo no sé si he intentado leer un libro diferente al que la mayoría de la gente está reseñando, porque no fui capaz de acabarlo. Llegué hasta algo más de la mitad pero llevaba más de dos meses con él en la mesilla, a trancas y barrancas, y lo tuve que terminar dejando. Me fue imposible engancharme a la historia, me fue imposible interesarme por cómo acabaría, no pude meterme de lleno en él ni nada de nada. Y tengo que decir que es el único libro que recuerdo haber dejado a medias en los últimos años. Y ha habido libros que me han gustado más o menos, libros que me ha costado terminar, pero aún así, por pura cabezonería, los acabo siempre. Menos éste. Fui incapaz. No puedo decir si es un buen o mal libro, porque he sido incapaz de congeniar con él en ningún momento. Y mira que me gusta leer y al cabo de un año devoro una cantidad importante de libros. Pues nada, con éste no hubo manera.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*